Estilo Retro

El estilo retro en el diseño de interiores tiene diferentes significados, abarca estilos desde la década de los años 50 en adelante. No hay necesidad de quedarse solo con uno, los muebles de esta época pueden incorporarse casi en cualquier interior en forma de detalles, un toque con un estampado de los setenta o una alfombra de pelo largo puede darle vida a cualquier espacio.

Los años setenta fue la época en que los más jóvenes y activos propagaban la paz, el amor y la libertad por todos los medios posibles. Esta tendencia fue una especie de propuesta y se reflejó en el diseño de interiores de la época, lo que se convirtió en el impulso para la creación de un nuevo estilo.

Si echas un vistazo a los interiores que más te gustan en Instagram Pinterestverás piezas de estilo retro. Esto se debe a los elementos clásicos como pueden ser por ejemplo las consolas de teca que añaden carácter a los espacios más modernos. De hecho, la idea de  mezclar estilos decorativos de diferentes épocas es uno de los trucos del oficio para los diseñadores profesionales.

Para conseguir el estilo retro en tu diseño de interiores no hace falta que destroces tu presupuesto. Decorar con láminas, muebles de segunda mano o algún descubrimiento que hagas en un mercadillo vintage te ayudarán a mantener tu presupuesto a raya.

El estilo retro en el diseño de interiores generalmente es divertido, con colores fuertes y diseños arriesgados. Una de la mejor forma de conseguir el estilo retro en tu espacio es elegir colores retro, como el verde aguacate es la opción de estilo retro más popular, luego tenemos amarillo mostaza y combinaciones en marrón, blanco, negro, naranja y rojo. Además, el púrpura y el rosa pueden ser tus grandes aliados para tu decoración de estilo retro.

Los muebles de estilo retro tienen una sensación abstracta, cada pieza lucha por ser el centro de atención, los sofás son anchos y alargados con cojines multicolores. Los años setenta fueron años de progreso, permitiendo el uso de materiales poco comunes para la fabricación de los muebles, como por ejemplo el plástico en mesas, sillas y lámparas. La idea principal del estilo retro en el diseño de interiores es crear una atmósfera acogedora y alegre, con lo que los detalles decorativos serán muy potentes como por ejemplo el color y el brillo.

Las formas geométricas, abstractas y futuristas son una necesidad absoluta para conseguir el estilo retro en tu diseño de interior. Se suelen utilizar en el papel pintado, en los cojines decorativos y en las alfombras. Para el sofá es mejor elegir un solo color y terminar el conjunto decorativo con cojines multicolor.

En cuanto a la iluminación, ya sea que te guste la lámpara de pie de arco de metal para el salón o si prefieres utilizar apliques acabados en metal, la iluminación ocupa una parte muy importante en el estilo retro en el diseño de interior. Puedes buscar réplicas de los diseños que más te gusten de estilo retro.

¿Has visto que los espejos de rayos de sol inspirados en esta época siguen siendo tendencia? Los puedes ver en revistas, tiendas, Pinterest o Instagram. Si no estás totalmente convencido de crear tu espacio de estilo retro en su totalidad puedes agregar detalles como este, una mesa auxiliar o hasta incluso una vajilla.

En los últimos años ha resurgido el estilo retro en el cine, la moda y todos los campos de la industria del diseño, todos ellos han visto el encanto vintage.