Estilo Marinero

Es atemporal y válido para cualquier vivienda actual que quiera resaltar ese toque refrescante y relajante tan propio de los meses estivales.  

El estilo marinero provoca esas emociones que solemos asociar con el mar y las vacaciones: serenidad, relax y un toque de diversión. Por eso, es tan común verlo en segundas residencias; aunque hay quienes lo eligen para su casa con el fin de sentirse cerca de la playa todo el año. En cualquier caso, lo importante son las connotaciones que aporta este tipo de decoración en un ambiente aportándole frescura, luminosidad y tranquilidad.

Colores: en esta paleta predominan el azul como color insignia en cualquiera de sus tonalidades y, en menor medida, el blanco, el beige o el gris claro.         Por ejemplo: el azul intenso se asocia con elegancia y sobriedad, el añil con lo mediterráneo y el turquesa con lo fresco y tropical.

Mobiliario: La madera es el material preferido para este estilo por las connotaciones naturales que desprendedebe ser rústica y en tonos claros para que se refleje la luz y se genere la sensación de paz y amplitud. También puedes usar otro tipo de muebles, siempre que sean sencillos y muy cómodos. No olvides que esta decoración invita al descanso. Pero hay otros materiales como el ratán o el bambú que también se integran perfectamente en estos ambientes.

Estampados: si algo identifica al estilo marinero, son las rallas azules y blancas. Mientras más anchas, ¡mejor! Se usan en cortinas, cojines, sofás, alfombras, ropa de cama y, a veces, en paredes.

Materiales: Si nos referimos a materiales textiles las lonetas y el algodón están entre las preferencias aplicándose a cojines, cortinas, tapicerías, colchas, etc. Ahora bien, si decides usar este estilo en otra época del año, solo tienes que mantener los colores típicos del navy y adaptar las texturas a la temporada. 

En general en este estilo, como en los barcos antiguos, reina la madera. También podrías usar fibras naturales en tonos claros: mimbre, sisal o ratán. 

Accesorios: En este estilo si se puede presumir de algo es de una serie de elementos que son indiscutiblemente propios: Estrellas de mar, anclas marineras, timones, salvavidas, cuerdas, faros, conchas, cuadros con imágenes del mar, etc.

Ubícalos en las paredes, en los centros de mesa o en otros sitios estratégicos a modo de adornos. La ventaja de este tipo de complementos es que pueden ser de «quita y pon» y cuando acaba el verano se recogen. Esta es una de las partes más divertidas de la decoración, así que tómate el tiempo para disfrutarla.

Fórmula para crear una deco navy clásica:

Mobiliario y paredes en tonos claros + textiles y complementos en azul + detalles en rojo o amarillo. Uso de la madera en tonos muy claros o, casi podríamos decir, que mejor pintada de blanco.