Estilo Clásico

El diseño de interiores de estilo clásico es la sofisticación y el atractivo de las antigüedades, en una decoración noble, materiales de calidad excepcional. Los interiores de estilo clásico atraen por sus colores y su dignidad imperial. Hoy en día, los interiores de estilo clásico normalmente son elegidos por personas adineradas, con preferencias por los gustos establecidos, así como aquellos que prefieren los antiguos valores y tradiciones culturales en lugar de las tendencias efímeras.

 

El clasicismo se originó en Francia en el siglo XVII y se extendió rápidamente por toda Europa, se convirtió en el estilo dominante más de dos siglos. Los artistas de esa época se inspiraron en el arte de la antigua Grecia y Roma. A pesar de las reglas estrictas, los diseños de interiores clásicos se manifestaron en diferentes países a su manera, si en Francia el diseño interior estaban llenos de esplendor y brillo, en Inglaterra el clasicismo se caracterizó por el racionalismo y rigor. Los interiores en Petersburgo y sus interiores sirvieron de ejemplo de diseño de interior de estilo clásico. El clasicismo ruso fue una tendencia completamente nueva al resto ya que permitía el eclecticismomezclando el estilo clásico con otros estilos.

 

El diseño de interiores de estilo clásico no es difícil de reconocer. Cornisas, columnas, puertas y ventanas con contornos claros, chimeneas de mármol y todos los muebles tienden a ser rectangulares. Se utilizan como complementos decorativos: estatuas, hojas de roble o laurel, detalles ornamentados, arcos, estucos, columnas, pero se puede ver cierto orden y simetría en su disposición.

 

Los diseños interiores de estilo clásico muestran las diferencias en cuanto a otros estilos con su solidez. Decorar un interior de estilo clásico no es la solución más económica, pero es un estilo atemporal independientemente de las nuevas tendencias.

 

Todos los acabados son naturales o únicos, las columnas y pilastras generalmente están hechas de mármol, estucos hechos a mano, paredes tapizadas, suelos de parquet o mármol. Los techos suelen ser decorados con frisos de estuco.

 

Para los acabados para los interiores de estilo clásico se suelen utilizar los colores oliva, beige, crema, verde claro y dorado. También está permitido utilizar tonos más potentes para conseguir que tu interior no de la sensación de sombrío u oscuro. En tapicería se suelen utilizar colores arena y la paleta pastel.

 

Para iluminar un diseño de interior de estilo clásico, se utilizan candelabros de cristal, lámparas de piedra transparente. Las lámparas de araña de estilo clásico son verdaderas obras de arte. Además de las lámparas de techo, los espacios de estilo clásico cuentan con candelabros de bronce y antorchas con las pantallas de seda.

 

Brocados, raso, seda, terciopelos: estos son los principales tejidos utilizados en los interiores de estilo clásico. Para las cortinas se eligen telas tapiceras y sedas.

 

Los muebles de maderas preciosas, tapicería y cuero. Los muebles de estilo clásico son ornamentados, con detalles en oro, lacas de las mejores calidades y maderas nobles. La elección de los detalles decorativos en el diseño de interior de estilo clásico debe plantearse con gran responsabilidad, debe de ser sólida. Puedes optar por antigüedades, porcelana y esculturas de bronce y mármol.

 

Las pinturas de estilo clásico representan paisajes, reproducciones de grandes obras de arte y retratos de orientación religiosa. Las fotos siempre irán enmarcadas con exquisitos marcos de madera.